EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

POLITICA

Desenmascarando el papel de los medios en la geopolítica actual

Escrito por la Dra. Natalia Prego Cancelo

Desenmascarando el papel de los medios en la geopolítica actual

La verdad bajo asedio: el perverso juego de los “verificadores de hechos”

En el panorama geopolítico turbulento actual, donde las guerras están justificadas, las libertades individuales se erosionan y una epidemia de muertes repentinas devasta la sociedad, surge la urgente necesidad de examinar el papel de los medios de comunicación en la formación de la opinión pública y su relación con el poder supra político.

Geopolítica y manipulación.

La premisa es clara: los grandes medios de comunicación no son meros espectadores en el escenario geopolítico, sino actores activos que dan forma a la percepción colectiva y, en última instancia, a la voluntad de la sociedad.  ¿Cómo lo logran?  A través de una compleja red de desinformación, manipulación y censura selectiva, disfrazada bajo el manto de objetividad e imparcialidad.

En primer lugar, justificar las guerras se convierte en una tarea sutil pero eficaz para los principales medios de comunicación.  A menudo, se nos presenta una narrativa simplificada que presenta a ciertos actores como los villanos de la historia, mientras omite o minimiza los intereses geopolíticos y económicos en juego.  Se crea así un consenso artificial que allana el camino para una intervención militar con el pretexto de la moralidad y la seguridad nacional.

Pero, ¿son las guerras únicamente la punta del iceberg?  Las leyes liberticidas, esas medidas que erosionan gradualmente las libertades individuales en nombre de la seguridad y el orden, también encuentran un aliado silencioso en los medios de comunicación.  Se legitima la implementación de políticas represivas que, paradójicamente, socaven los valores democráticos que dicen defender a través de la constante repetición de discursos alarmistas y la demonización de ciertos grupos o ideologías.

La epidemia de muertes súbitas, fenómeno que ha despertado preocupación en la sociedad, también es susceptible de ser explotada por los medios de comunicación para promover agendas ocultas.  La falta de transparencia en la cobertura de estos hechos, la falta de investigación independiente y la manipulación de la información contribuyen a sembrar miedo y confusión entre la población, allanando así el camino para la aceptación de medidas draconianas en nombre de la seguridad sanitaria. 

Además, las locuras de la corrección política se presentan como un mecanismo de control social encubierto, donde la autocensura y el miedo al ostracismo reemplazan el debate abierto y la diversidad de opiniones.  Los medios de comunicación, lejos de promover la tolerancia y el respeto mutuo, se convierten en guardianes de un discurso uniforme, imponiendo una visión única del mundo que excluye y margina a quienes se atreven a desafiarla.

La verdad bajo asedio: el perverso juego de los “verificadores de hechos”

Para darle una vuelta más de tornillo a los hechos es aún más inquietante que los poderes fácticos hayan contratado “verificadores de hechos” para reprimir a quienes se atreven a decir la verdad. Bajo la máscara de la lucha contra la desinformación, estos agentes de censura buscan silenciar las voces disidentes y perpetuar la narrativa oficial, por muy distorsionada que sea.

Es muy alarmante el giro semántico orwelliano que le han dado a la verdad misma.  La ciencia real, basada en evidencia y en métodos rigurosos, ahora es etiquetada como “desinformación” por quienes buscan perpetuar su agenda subjetiva a expensas de la realidad objetiva. Este intento de deslegitimar la verdad científica es un ataque directo a la razón y el conocimiento, que socava los cimientos mismos de la civilización.

El daño causado por estas campañas de desinformación y censura oficiales es profundo y duradero. Se erosiona la confianza en las instituciones y el discurso público; se pone en peligro la capacidad misma de la sociedad para discernir entre la realidad y la ficción. En un mundo donde se manipula la verdad y se glorifican las mentiras, la búsqueda de la verdad se convierte en un acto de resistencia, una luz en la oscuridad, de la desinformación.

Es esencial cuestionar la hegemonía informativa de los grandes grupos mediáticos y fomentar una cultura de diversidad informativa y pensamiento crítico en este contexto. Es necesario mantenerse alerta y cuestionar la narrativa predominante. Debemos resistir los intentos de censura y luchar por la libertad de expresión y el acceso a información veraz. Absolutamente necesario para preservar la integridad de la verdad y salvaguardar la dignidad de la humanidad contra las fuerzas del engaño y la manipulación; es imprescindible emanciparnos de la servidumbre de las voluntades impuesta por quienes buscan controlar nuestras mentes y nuestras voluntades en aras de sus propios intereses.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Josu
Josu
29 días

LOS M.M.M. (Medios Manipulacion Masiva) ESTAN EN DESCREDITO TOTAL DESDE EL AÑO 2020, POR LO MENOS PARA LOS QUE PIENSAN POR SI MISMOS (“Duda de Todo y Piensa por Ti Mismo”, DECIA Buda, HACE MUCHO TIEMPO)…YO, TUVE LA SUERTE, EN ESE AÑO, VIENDO UNOS CUANTOS TELEDIARIOS, DE DARME CUENTA QUE SE EMPEZABA A IMPONER EL PENSAMIENTO UNICO POR LAS Mafias DOMINANTES, HABIDA CUENTA QUE LA Masa Borreguil Humana, ESTABA EN MAXIMOS HISTORICOS PARA IMPLEMENTARLO. LLEVO CUATRO AÑOS SIN PRESTAR ATENCION A LOS M.M.M. Y, ME INFORMO POR MEDIOS Digitales,Y, A TRAVES DE EXPERTOS INDEPENDIENTES, LIBRES Y SIN CONFLICTO DE INTERESES….

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x