EUSKADI POLÍTICA

El TSJPV se alinea con Urkullu y mantiene la obligación de uso de las mascarillas en Euskadi

Decisión tomada. Hace unos pocos minutos el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha desestimado la medida cautelar propuesta por la asociación de consumidores ACUS que ha impugnado la norma que obliga al uso de las mascarillas en espacios abiertos y cerrados, aún cuando se respeten las distancias de seguridad. La Sala de los Contencioso Administrativo sostiene que «mientras que el interés público y general se evidencia razonable e irreparables o difícilmente reparables los daños que pudiesen resultar de la suspensión de la obligatoriedad de utilizar la mascarilla la situación particular que defiende la actora es razonablemente reversible y permite el desarrollo de las actividades de la vida ordinaria en términos asumibles, al contrario de lo que se alega por esta última parte».

Durante la mañana de ayer, lunes, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJPV celebró una vistilla para escuchar los argumentos de la asociación de consumidores ACUS que ha impugnado la norma que obliga al uso de las mascarillas en espacios abiertos y cerrados, aún cuando se respeten las distancias de seguridad aconsejadas, entre otras medidas impuestas por el Gobierno Vasco.

ACUS solicitó al dicho tribunal que adopte la medida cautelarísima y suspenda esa obligatoriedad de llevar mascarilla, antes de resolver sobre el fondo del asunto. La Sala había citado a las partes hoy, martes, a las 13.30 horas, para comunicarles la decisión de la cual dependerá la libertad de los vascos para decidir si siguen o no las recomendaciones indicadas por el ejecutivo vasco. La decisión está tomada: los vascos tendrán que seguir llevando mascarilla si no quieren jugarse la posibilidad de llevarse una multa de 100 euros bajo el brazo.

Asimismo, ACUS emplazó al tribunal a determinar si la orden de la administración autonómica, prevalece o no sobre el Real Decreto del Gobierno español que limitaba la obligación de su uso a los transportes y a los lugares donde no se puedan mantener la distancia de seguridad. La asociación ACUS ha promovido iniciativas similares contra las mascarillas como medida preventiva para frenar contagios del covid-19 en Catalunya y Andalucía, al considerar que no existen razones sanitarias que lo justifiquen.

Al mismo tiempo que se celebraba la vista de ayer, un grupo de protestantes sin mascarilla se concentró en el exterior del Palacio de Justicia de Bilbo para reivindicar su derecho a la libertad de decisión sobre la idoneidad del uso de la mascarilla. Tras finalizar la vista, el abogado de ACUS, Luis de Miguel, salió a la zona donde estaban los protestantes para explicarles como había ido todo.

Recordamos que esta medida restrictiva fue impuesta por el ejecutivo de Urkullu tan solo 3 días después de que el Lehendakari y demás altos cargos del PNV celebrasen su enésima victoria sin mascarilla, sin guardar la distancia de seguridad y con muchos ‘musutxus’. Todo ello cuando ya sabían que iban a imponer esta incomprensible medida que hace que un vasco sano esté obligado a pasear con mascarilla hasta en localidades tan poco pobladas como Arakaldo, Gaztelu o Izoria. Y si no la llevas, 100 ‘eurazos’ de multa.

Encima de todo, la encargada de anunciarlo e imponerlo, Nekane Murga. Sí, la misma Consejera de Sanidad que hace poco desaconsejaba su uso en personas sanas, incluso cachondeándose de Pedro Sánchez, y la misma consejera que, tal como le recriminó un periodista, esperó hasta ese mismo día para realizar su primera rueda de prensa con mascarilla. ¡Vaya rostro tienen algunos!

Redacción de euskalnews.com

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!