MUNDO

Singapur, el primer país que deja de contar los casos de COVID y que lo trata “como la gripe”

La ciudad-estado, con una población de 5,7 millones de personas, ha registrado hasta ahora 62.617 casos, pero la propuesta pondría fin al recuento diario. Desde el inicio de la pandemia, el país del sudeste asiático sólo ha documentado 36 muertes por el virus chino, lo que ha llevado a las autoridades a dejar de contar cada día los contagios para restablecer la vida cotidiana; tratando el virus “como la gripe”, según informa BLes.

El equipo de COVID-19 de Singapur ha establecido un plan para poner fin a 18 meses de estrictas restricciones y restablecer los viajes y las reuniones públicas libres de cuarentena. Las autoridades de Singapur esperan vacunar al menos a dos tercios de la población a principios de este mes, y que el mismo número esté totalmente vacunado a principios de agosto.

“Los primeros indicios sugieren que, con la vacunación, podemos dominar el COVID-19”, añadieron los ministros. “La mala noticia es que el COVID-19 puede no desaparecer nunca. La buena noticia es que es posible vivir normalmente con él entre nosotros”. Al eliminar las normas estrictas, la gente podrá “seguir con su vida” mientras se controla el virus con otras medidas, como la vacunación generalizada y mejores tratamientos.

“En lugar de controlar las cifras de infección por COVID-19 cada día, nos centraremos en los resultados”, escribieron los ministros de Comercio, Finanzas y Sanidad en un artículo de opinión conjunto en el Straits Times.

El horizonte del Distrito Central de Negocios, Singapur, al atardecer, desde la plataforma de observación del cielo del rascacielos Marina Bay Sands. 10 de junio de 2018, (Basile Morin/CC BY-SA 4.0).

“Cuántos caen muy enfermos, cuántos en la unidad de cuidados intensivos, cuántos necesitan ser intubados para recibir oxígeno, etc. Esto es como la forma en que ahora controlamos la gripe.

“No podemos erradicarla, pero podemos convertir la pandemia en algo mucho menos amenazante, como la gripe, la enfermedad de manos, pies y boca, o la varicela, y seguir con nuestras vidas”. Después de más de un año de restricciones en todo el mundo, la sugerencia de Singapur podría ser una primera señal de que el mundo está preparado para convivir con el COVID.

Mientras tanto, un grupo de médicos ha escrito una “carta abierta urgente” al comité de expertos de Singapur sobre la vacuna COVID-19, instando a que se detenga la vacunación de los jóvenes de Singapur hasta que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. aclaren por qué murió un adolescente vacunado.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!