OPINIÓN

Preguntas “llave” y excesos – Iulen Lizaso Aldalur

  • Escrito por Iulen Lizaso Aldalur, hernaniarra, herritarra eta pentsalaria
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com
  • NOTA: El presente artículo se divide en tres partes. Los primeros son dos artículos de opinión (titulados «Presuntas llave y excesos» y «Un siglo después…») muy interesantes que vienen acompañados de una estupenda carta (la tercera parte) enviada por el propio Iulen Lizaso a los directores de los principales medios de comunicación.

Preguntas “llave” y excesos

Al final de la extensa entrevista al catedrático de Derecho Administrativo de la UPV/EHU Edorta Cobreros, en torno al anteproyecto de la Ley de Salud del Gobierno Vasco, en lo referido a la obligatoriedad de la vacuna, le preguntan: ¿No existe un choque entre la imposición y la libertad individual? : “Sí, clarisimamente. El principio es el libre consentimiento…nadie me lo puede imponer…aunque me vaya a morir. Solo se puede imponer si está en riesgo la salud de terceros y de una manera efectiva y grave, no puramente hipotética”.

La última premisa ya les daría de nuevo pie a la subjetividad…quizás a las arbitrariedades de siempre. ¿Cómo se demuestra ese riesgo de contagio a terceros por parte de primeros y segundos contagiados de Covid-19, clasificados así por unos test PCR que los CDC y la OMS han reconocido el 21 de julio que los retiran pues no sirven para identificar virus específicos?

A pesar de la falta de especificidad, y del gran número de falsos enfermos diagnósticados con la PCR, la gran mayoría científico-médica asume en silencio y la ciudadanía con total naturalidad, el hecho de condicionar nuestras vidas hasta extremos en que nos obligan a cumplir normas inconstitucionales y medidas restrictivas que coartan derechos fundamentales…y nos enferman.

¿Cómo es posible, que siendo conscientes de que esas restricciones a nuestra libertad, atentan gravemente a nuestra salud, bien directa e inmediatamente por inhalación deficitaria de oxígeno por uso continuado de mascarillas que empobrece nuestra vitalidad (hipoxia e hipercadmia); por la consecuencia psicosomática derivada del miedo inoculado a través de unos medios de comunicación obsesivo-compulsivos en su estrategia alarmista; y lo que pudiera ser verdaderamente temible… por la pandemia mundial que pudiera crearse, esta vez real, a partir de los efectos adversos de las vacunas, excepto en países como Rumania que al no lograr vacunar a mas del 20% suspenden la campaña y no hay ni coerción laboral y la incidencias por Covid-19 es mínima.

El elemento psicomilagroso por el cual han conseguido esta alquimia médico-sanitaria en su lucha contra algo científicamente indemostrado….se llama PCR.

Hoy gracias a la PCR, los calificados contagiados por el solo hecho de dar positivo al test, son el único indicador sanitario de evolución de la “pandemia”; muy por encima del mínimo exceso de enfermos reales y muertos por Covid.

Transformar esta herramienta sanitaria, en un vector para modulación estadistica de la evolución de la “pandemia”, es la mayor obra de ingenieria psicosocial conocida hasta hoy, y esta perversidad se la debemos al doctor Christian Drosten asesor de Ángela Merkel. Se han servido de este arma sanitaria, para generar las alarmas que justifican medidas propias de un estado de excepción o de sitio, y que sin la PCR no tendrían recorrido, para acabar como la farsa de la Gripe A con un 10% menos muertos que con gripe normal y 6 millones de dósis de vacunas a la basura…. 42 millones de euros!!!

En equivalencia a lo que Pasteur y su teoría del “bicho” desnaturalizó la teoría del “terreno” de Antoine Béchamp y sus descubrimientos en el campo de la microbiología moderna, hoy se da lo propio entre Kary Mullis inventor de la PCR y el científico alemán Christian Drosten, que por encargo de empresas farmaceúticas y la OMS, asoció la estrategia de la tan rentabilizada teoría de Pasteur, al uso político-médico de la PCR, simulando la detección de un virus que provoca contagios, aunque esté inactivo.

La trampa institucional…y no tengo reparo en llamarles tramposos…es que la variación del número de casos, lo dan en valores absolutos y no relativos o porcentuales. Es decir, que si en esta semana, se han dado el triple positivos que en la anterior, ello genera alarma en la ciudadanía y obliga a tomar medidas cautelares que la mayoría las acepta de buen grado. Yo también, si no supiese que se han dado el triple casos porque se han hecho el triple de PCRs, y si nos muestran solo la curva de positivos en vez de las dos hacen trampa, ya que saben que ahí veríamos como los cinco picos (olas) de positivos coincide en fechas con los picos de la inexistente curva de test realizados.

Que diferente sería si todas las semanas se hiciesen un número fijo de PCRs, ahí se les caía todo este montaje. También que diferente, si la oposición política, incluso la vasca que sabe de esto y calla, no fuesen sus principales valedores a la hora de colaborar con las elites de este pretendido nuevo orden mundial, que a decir del prestigioso patólogo canadiense Dr. Roger Hodkinson: Arranca con este show de terror sin precentes, el peor de la historia de la medicina, en que todo lo basan en una sarta de mentiras para inocularnos el miedo. Una pandemia del miedo deliberadamente creado por dos grandes factores: el test PCR con un hasta 95% de “casos” falsos positivos en personas sanas, y el efectivo y vicioso silenciamiento de cualquier narrativa alternativa.

El 25 de mayo de 2021 el Consejo de Ministros español firma la compra de 98 millones de dosis de Pfizer, prevista su inoculación hasta julio de 2023, a 14 euros la dósis, cuando la Sanidad está en quiebra asistencial y económica y la pobreza farmaceútica ha pasado del 10 al 30% en año y medio de “pandemia”.

El enorme manto de silencio, censura y complicidad médica que hoy en día cubre toda información en torno a estas cuestiones, están haciendo pagar un precio muy alto a la humanidad, en particular en lo concerniente a la salud psicoemocional de nuestros niños, de dificil reparación en muchos años.

Hoy las UCIs de los paises más vacunados, se llenan de pacientes vacunados, y aun así van a por la tercera dosis, y nuestro lehendakari trazando el mismo camino y negando el debate, por la confianza que le da el saber que, los datos de los vacunados en las UCIs de Euskadi, tampoco son de dominio público.

Sr. Urkullu ¿ha servido la millonada gastada en PCR para detectar ese virus específico, por otra parte indectable a decir de su inventor K. Mullis? ¿Son proporcionales las medidas para frenar el virus SARS-Cov2 como agente patógeno que apenas tiene una incidencia mayor que la influenza anual? … recuerde la incidencia anunciada para la Gripe A en 2010 y la incidencia real.

Sr Urkullu, al margen de cuál sea la motivación en su ímpetu restrictivo para “cuidar” nuestra salud, como lehendakari obligado a preservarla, en honor a Béchamp y muchos científicos humanistas amantes de invertir en mantener la salud por encima de tratar la enfermedad, le ruego incluir en el curriculo educativo la asignatura de autogestión de la salud a partir de la no dependencia y a través del fortalecimiento del sistema inmunológico. Sería lo sincero por su parte, previo al anuncio de que no es necesaria la mascarilla.

Este escrito es un pasaje puente entre los dos episodios más negros de la historia reciente y muestran nuestro fracaso civilizatorio como humanidad. A saber, el ayer y el exceso de muertes anticipadas de ancianos en primavera de 2.020 en circunstancias de como mínimo abandono absoluto y las 55.000 muertes de dependientes en lista de espera no atendidos, con el hoy, por el exceso de mentira que les “justifica” vacunar a toda la humanidad en particular a niños, cuando no ha habido un solo muerto en esta franja de edad. Así y por favor…¡no los vuelvan a tocar!

Nuestro sistema inmunitario es la mejor vacuna. Si a sus campañas de miedo, temor y duda que lo merman hasta enfermar, anteponemos, el valor de los niños, la fuerza de nuestro Faro interior y la confianza en la siembra de la Abundancia de la Verdad que ya llueve sobre el planeta, conseguiremos que cada persona sea su propia vacuna….el mejor camino hacia la autosuficiencia.

“Un siglo después….”

..y ya estamos en su último intento. Entremedias ensayos de media intensidad.

Las dos primeras enfermedades contagiosas causantes de gran mortandad en Europa fueron, la peste negra en Francia del siglo XIV, (se calcula que solo en 1347 mató entre 25 y 30 millones de personas), y la segunda pandemia de cólera durante la primera mitad el siglo XIX. Ambas se erradicaron con higiene y sin vacunas, pues hasta 1885 no se desarrolló la vacuna contra el cólera.

A primeros del siglo XX, otros dos episodios enlazados uno al otro, dejaron millones de muertos en un período corto de tiempo. Los supervivientes de la primera guerra mundial, quedaron con unas infraestructuras sanitarias en cuanto a equipamientos hospitalarios y saneamiento urbano, muy deplorables, lo cual les hizo vulnerables y presa de cualquier enfermedad derivada de esa falta de higiene del hábitat, tanto doméstico como medioambiental. La recarga de gases tóxicos, suelos y ríos contaminados y vibración negativa de muerte y odio que se generó, quedó latente en la atmósfera respirable……hasta hoy.

El mismo año en que finalizó esa guerra, se declaró la pandemia de la gripe española, que sólo en los años 1918-1919, se llevó por delante entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo.

¿Porqué menciono como relacionados ambos episodios? En la primera guerra mundial, al tomar una posición neutral o imparcial, España no aplicó la censura de prensa exigida sobre las causas y el origen de esa gripe; ésto, los países occidentales se lo hicieron pagar como chivo expiatorio. A pesar que el brote gripal se dió en EEUU y los soldados norteamericanos la trajeron a la Europa en guerra, dejaron a España con el sanbenito de gripe española o trancazo.

La escritora californiana Eleanor McBean como reportera superviviente de la gripe y la guerra, en su libro «Vaccination…The Silent Killer» aporta pruebas y desmiente la versión oficial de la gripe española. Así, exige que se revisen las bases históricas del evento, no como una teoría de la “conspiración”, sino como pruebas que a todos pondrían los pelos de punta…hoy lo propio por el Covid19.

Las autopsias realizadas después de la guerra, demostraron que la gripe de 1918 no fue tal, sino consecuencia de los efectos adversos de la vacuna experimental contra la meningitis bacteriana que atacaban el sistema inmunitario de aquellos soldados que inicialmente en EEUU y posteriormente en Europa fueron vacunados, dándose cuadros clínicos exacerbados asimilables a gripe y neumonía bilateral…..hoy, un siglo después ¿a qué nos recuerda?

¿Qué podemos establecer como paralelismos y lo contrario con la situación de hoy y la pandemia del Covid19? Como hecho contrario, que no hay un solo país, ni medio de prensa, ni autopsias, ni tratamiento, ni medio de diagnóstico diferente a lo oficialmente impuesto por la OMS, la CDC, FDA, la Agencia del Medicamento y los Colegios Médicos en España, que permitan contemplar ninguna alternativa operativa. Que no existe ni remotamente la posiblidad de presentar o reclamar un debate desde unas bases científicas acreditadas y testimonios reales de enfermos y personal sanitario, que han vivido la realidad clínica in situ con conocimiento de causa muy diferente a la versión oficial, que quisieran darlo a conocer a la ciudadanía….. y son amenazados o inhabilitados.

Como paralelismo entre la gripe de 1918 con derivaciones a neumonías, y el “todo es Covid19” de hoy a las puertas del otoño-invierno con menos horas de sol, las consecuencias adversas (coagulación sanguínea anormal que puede provocar ataques cerebrales y cardíacos… según el silenciado Dr. Mércola en EEUU), que ya le llaman variante Delta, se derivan de la reacción del cuerpo a un medicamento con unos componentes, que como mínimo los extraña.

Concluye su estudio, en primer lugar denunciando a quienes posibilitaron que millones de civiles murieran por la misma causa que aquellos miles de soldados que fueron vacunados antes de partir para Europa y sirvieron de experimento a la incipiente industria farmacéutica. En segundo lugar anuncia solemnemente que….solo murieron los vacunados.

“La profesión médica está siendo comprada por la industria farmacéutica, no sólo en cuanto a la práctica de la medicina, también en cuanto a la enseñanza y la investigación. Las instituciones académicas están permitiendo ser los agentes pagados de la industria farmacéutica. Creo que es vergonzoso”.

Arnold Relman (Ex director del New England Journal of Medicine).

“(YouTube) prohibirá los videos que contradigan las orientaciones de la O.M.S. Sobre la pandemia o que compartan remedios falsos o no probados del Coronavirus”. Susan Wojcicki (Directora ejecutiva CEO de YouTube)

Dos frases a modo de epitafio, para un sistema mediático-médico que en su degradación moral y profesional agoniza porque..”descuidaron” su razón de ser.

Como bien dice el doctor en Filosofía y profesor de Ética Fernando Buen Abad Dominguez en su artículo “Los placeres del engaño”: El uso de la mentira se ha relativizado; es una arma de guerra ideológica para asegurar el acatamiento disciplinado de las órdenes de manera rápida, ubicua y acrítica.

Guerra ideológica en situaciones de estrés, guerra para someter a un enemigo y que disfrute de su esclavitud sin presentar batalla. Campos minados con falacias que paralizan, regulan, anulan y confunden la voluntad y la capacidad de comprensión. Convierte a algunas personas en autómatas, sin habilidades críticas, sin conciencia de la realidad y con vergüenza de mostrar sus dudas. Cuando todos creen en la misma falacia parece que todo es más real.”

Siendo que el Coronavirus ya ha remitido en todo el mundo, hoy el hecho más grave y paradógico, es que las enfermedades derivadas (coagulaciones de la sangre) del tratamiento profiláctico oficializado, hoy y en plena bonanza climatológica, han crecido exponencialmente. A diferencia del siglo pasado en que España fué el país informante a tiempo real, hoy al no existir ningún país neutral, la causa del exceso de muertes no Covid pero asociadas a él, que se pudieran dar este invierno…..¿a qué variante lo van a atribuir esta vez?

En este tiempo, la Ingenieria Linguistica a través de medios (oído e imagen) habituales, imágenes por hologramas y mensajes subliminales por medio de ondas milimétricas de emisiones electromagnéticas, es la principal herramienta para lograr la hipnosis colectiva que se percibe en la humanidad. No cabe duda de que es más fácil engañar al ser humano que convencerlo de que ha sido engañado. Así, cada cual elije si quiere seguir o no; si quiere saber o no saber, y en consecuencia cuanto quiere seguir sufriendo o dejar de hacerlo, con lo que hoy a comienzos del siglo XXI, nos ocupamos con esta nueva amenaza de millones de muertes…. por las mismas causas médicas del siglo pasado.

Los que con esfuerzo hacemos frente a tanta incertidumbre, exploramos causas, reparando en el hecho de que, hasta quienes provocan estos episodios de muerte por enfermedad, y hoy como nunca en la historia se erigen en guardianes de la información asociados a las farmacéuticas, reconocen y nos demuestran con sus hechos de censura mediática en lo médico-institucional y coerción en lo médico-laboral……que solo el saber nos hace libres.

¿Donde está la raíz del mal? Cuando el díscolo y atrevido Dr. Mércola nos asegura que: “La OMS es una organización corrupta y dañina”...para muchos es un conspiranoico, para otros da una pista, para los menos da en la diana.

“TrustWHO”, un documental producido por Lilian Franck, revela las influencias clandestinas que controlan a la Organización Mundial de la Salud. La OMS se fundó en 1948 por 61 estados miembros cuyas contribuciones en un principio financiaron la organización, la cual fue infiltrada rápidamente por la industria. Desde grandes empresas tabacaleras hasta la industria nuclear y farmacéutica, la industria ha dictado la agenda mundial de la OMS y continúa haciéndolo en la actualidad, anteponiendo las ganancias y el poder a la salud pública.

Lo que aquí asegura y denuncia el Dr. Mércola, hoy es el mayor peligro para la supervivencia saludable de toda la humanidad. Las élites, nos lo intentan encubrir con el señuelo del cambio climático, cuando la otra gran amenaza, esta vez para la existencia de toda la humanidad y el mismo alma del Planeta, es la Geoingeniería para el control del clima, y no el imparable ascenso del calor hasta el deshielo polar… como ciclo vital natural del planeta Tierra.

Un siglo después, el gobierno de España se sitúa en el polo antagonista. Es de los más corruptos del mundo e infiel a la verdad médica sobre los hechos reales que se dan en los hospitales. Oculta el programa real que está detrás de todo: el control poblacional. Hay mucho más daño en nuestros ciudadanos como resultado de las vacunas Covid-19 que con todos los programas de vacunación a lo largo de la historia denuncia hoy Sir Christopher Chope en el Parlamento británico y en la prensa…en España también lo saben.

Pero inesperandamente, en silencio y sin personalismos mediáticos, ya renace otra verdad, la creciente que apaga la mengüante. La Asociación Liberum, ha interpuesto un recurso y conseguido que el Juzgado de lo Contencioso de Madrid dicte un auto de urgencia (20 días improrrogables), al Ministerio de Sanidad y Consumo, para presentar expediente administrativo aportando la información solicitada sobre pruebas de la existencia del virus SARS-Cov2.

Carta escrita por Iulen Lizaso y enviada a los directores de los principales medios de comunicación

Sr. Director de ese periódico… hoy estimado lector de mis dos cartas de opinión.

Son ya muchos años de relación; casi medio siglo enviándoles mis escritos de opinión-colaboración, sin mayor éxito personal que la satisfacción de que, como mínimo ustedes, en lo individual, conocen la otra parte de la verdad.

La censura sistemática que ejercen, conlleva falta de información para contraste en una sociedad ya de por si bastante desidiosa en su formación de valores y conocimientos. A su vez empobrece el discernimiento y la cualidad del libre pensamiento; dos recursos humanos vitales para enriquecimiento del alma social e indispensables para la evolución individual

En lo personal, su motivación la intuyo, pero ¿cuál es su satisfacción al ocultar sistemáticamente a sus lectores esa verdad?

Tiempo difícil, tanto para quienes nos situamos en la trinchera disparandoles nuestro anhelo de como mínimo neutralidad informativa, como para quienes disparan a diario desde su búnker mediático todas esas ráfagas de censura e intoxicación.

Entre medias ya se va librando la última batalla, entre quienes nos quieren ver de nuevo en la caverna, lo que supondría la vuelta a la normalidad, y quienes vamos borrando esa memoria estéril de tiempo pasado, para crear nuevos paradigmas e ir abriendo nuevos horizontes más horizontales…. y sin torres intelectuales de vanidad monumental que tapan al Sol.

Así señores, a pesar de los muchos años de relación, poca estima puedo mostrarles, y nulo agradecimiento como contribuidores al bien social.

Tanto lo que destaco en el primer escrito, en el sentido de que, sin el señuelo de la PCR o similar, les hubiera resultado imposible hacer progresar la psicosis de miedo generalizado creado por una falsa pandemia, como en el segundo sobre el mito inverso de que las vacunas han resuelto los problemas derivados de enfermedades contagiosas. Ambas falacias han permitido a las élites farmacéuticas y financieras sacar adelante sus agendas mercantiles, merced a unos medios de comunicación serviles a sus propósitos y unos funcionarios políticos más dados a asegurarse su jubilación dorada entre esas élites privilegiadas, que a crear comunidades de progreso, empoderadas y autosuficientes en la salud desde la escuela.

Todo este esfuerzo en terreno baldío cansa en demasía, pues lo he venido haciendo con el mismo sentido de las respuestas del bueno de Don Quijote a la bella Dulcinea cuando le preguntaba: ¿porqué lo haces?, …por añadir una pizca de nobleza a la humanidad; ganar o perder nada me importa…..entonces ¿que os importa?….perseguir un ideal…

Seguiré con mi siembra al margen de ustedes, ya que el nuevo tiempo conlleva criba profiláctica, lo cual exige ser más selectivos…esta vez si desde el corazón y que el intelecto se sane o muera de aburrimiento.

NOTA: De lo anunciado al final del segundo escrito, sobre el recurso de Liberum en el Juzgado de lo Contencioso de Madrid, les agradecería hiciesen por una vez, el esfuerzo de mantener a sus lectores al corriente de un acto que fácilmente puede marcar un antes y un después sobre lo programado para el nuevo orden. Aunque sea como homenaje y reconocimiento a esas personas que se entregan a una causa justa y trabajan como cooperativa  sin ánimo de lucro, en auzolan…un rasgo común para el nuevo tiempo que viene, donde lo comunal irá ganando peso en detrimento de lo privado.

Al margen de que la justicia de este país no funciona como la de Irlanda o Canadá que ya han trazado jurisprudencia sobre el mismo argumento de la demanda de Liberum…confío en que para el verano próximo, ese fruto de la siembra de la Abundancia de la Verdad florecerá, a la vez que esa luz florida, terminará de apagar la oscuridad que siempre ha prevalecido en los despachos de quienes del exceso de mentira y sus incívicos e insalubres efectos adversos, van haciendo su agosto….hasta agosto.

(Enviado a todos los medios de prensa el 14 de septiembre de 2021)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!