EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION POLITICA

La izquierda apuesta “de facto” por el neoglobalismo liberal – Jon Ander Etxebarria

La izquierda apuesta “de facto” por el neoglobalismo liberal

La aceptación del globalismo neoliberal, en este caso representado claramente por las multinacionales farmacéuticas, donde la base de la crisis sanitaria ha sido la restricción de los derechos y libertades de los ciudadan@s.

Ya desde antes de la pandemia la izquierda estatal y la independentista se estaban moviendo por unos derroteros peligrosos en el que se aceptaba el veto de gobernar a cualquier precio con tal de que no llegase al poder el famoso trifachito, aceptando cualquier ideario político y abandonando cualquier posición de izquierda y de soberanía en el caso de las izquierdas nacionalistas.

Ese discurso de la izquierda estatal e independentista no deja de ser un discurso de una demagogia barata que lo que realmente oculta es que con la excusa del trifachito se prefiere seguir pisando moqueta como se suele decir, dando un ligero barniz progresista a algunas leyes, a la vez que se maquilla a los socialistas en su proyecto, semejante al de los conservadores y ultraderechistas, del globalismo neoliberal, es decir, la izquierda está vendiendo al pueblo llano y en el caso del abertzalismo a la soberanía de esos pueblos.

Con la pandemia lo que realmente se ha vuelto a demostrar es algo que ya venía de antes y es la aceptación del globalismo neoliberal, en este caso representado claramente por las multinacionales farmacéuticas, donde la base de la crisis sanitaria ha sido la restricción de los derechos y libertades de los ciudadan@s y, en el caso de los conflictos territoriales el abandono de todo atisbo de ser y ejercer la soberanía cuando se ha tenido una oportunidad única con la pandemia para haberlo hecho.

La pandemia tanto a la izquierda estatal, así como a la izquierda abertzale y el nacionalismo conservador, de normal se han posicionado a favor del derecho a decidir de los pueblos pero la realidad es que con esta pandemia se ha visto la realidad de lo que verdadeamente son porque difícilmente se puede estar a favor del derecho a decidir de un pueblo cuando se ha sido copartícipe de la restricción de derechos y libertades individuales y colectivos y por lo tanto del propio pueblo.

La izquierda estatal y abertzale, por mucho que nos quiera decir lo contrario, ha comprado el discurso neoliberal con el latiguillo del bien común utilizando la salud de una forma torticera y propia de sistemas antidemocráticos donde el estado quiere controlar al individuo, y más cuando este bien común que se ha defendido lo único que ha hecho es favorecer las políticas neoliberales como estamos viendo con lo que ocurre actualmente, subidas desmesuradas de la energía, petróleo, inflacción, etc.

La izquierda al ponerse a un lado de la defensa de los derechos y libertades se ha alejado de uno de los principios esenciales de su ideario, además de dejar libre el campo de lo que es propio de la izquierda al albur de la demagogia de la ultraderecha cuando todos sabemos que, en ningún momento lo va a interiorizar en su ideario pero si lo va a usar con interés partidista. Hace tiempo que la izquierda, y Europa es un claro ejemplo, ha abandonado la autocrítica, en temas que pueden generar contradicción interna como son la seguridad ciudadana, el asunto de la inmigración y el problema de la violencia de género, además de ir poco a poco abandonando su esencia en un mundo donde, quedando anquilosados, no se han dado cuenta que están convirtiendo al estado en el eje del capitalismo neoliberal de hoy en día.

Los partidos políticos difunden sus ideologías a sus feligreses, porque hoy en día la ideología ha sustituido a la religión haciendo de ella un hooliganismo y etiquetismo como se ha podido ver durante esta pandemia, ¿realmente la izquierda estatal y abertzale hubiesen adoptado esa posición de restricción de derechos y libertades durante la pandemia si quienes hubiesen gobernado hubiesen sido conservadores y ultraderecha?. Creo que la contestación es clara, porque esa derecha conservadora y ultra hubiese hecho lo mismo que ellos, por eso muchas personas tenemos la capacidad moral para criticar lo que ha hecho la izquierda porque también lo habríamos hecho con la derecha.

Si nos ceñimos a lo ocurrido con la pandemia en Euskal Herria donde además del eje sociopolítico se da el eje territorial, la izquierda estatal y la abertzale y principalmente la abertzale nos han vendido con la premisa “de seremos un frente ante el trifachito”, y llevan años teniéndolo como base para su despliegue ideológico, de forma que que implícitamente están estableciendo un voto cautivo, ya que es muy pobre que se vote una opción solo porque gane quien gane se sepa que el voto será para que no llegue al poder la ultraderecha, aunque como en este caso con los socialistas se esté apoyando al globalismo neoliberal. Mi opinión es que eso no es hacer política y con ello lo único, que hacen es como el avestruz, sobre todo si se deja el campo de las libertades y derechos al albur de su demagogia por lo que lo único que se hace en definitiva es engordarla.

Con esta pandemia la izquierda estatal y la abertzale nos vienen a decir que al menos se ha conseguido algo a nivel sociolaboral y con eso se quedan contentos, ¿o en realidad se quedan contentos porque han pisado moqueta y eso gusta mucho? Existen multitud de situaciones a nivel de la izquierda y sobre todo abertzale para ver claramente que con esas premisas se va directamente al fracaso.

Reforma laboral se apoya su derogación para dar el voto al gobierno estatal con la desescalada de la pandemia y lo único que han conseguido es un maquillaje de la misma.

Derogación de la ley mordaza, no solo ahí sigue sino que se ha utilizado de forma cicatera durante la pandemia y en ningún momento se ha alzado la voz contra ella por parte de la izquierda abertzale y menos por parte del PNV que es quien la ha impuesto a la Ertzaintza, aunque en Madrid diga que hay que derogarla.

Vacunación obligatoria aunque oficialmente fuese voluntaria debido al chantaje sometido a la población, en ningún momento ni la izquierda estatal ni abertzale han alzado la voz contra ese chantaje, es más los sindicatos pedían vacunar a sus afiliados, no respetando el derecho que nos asiste como personas para decidir lo que hacemos con nuestra salud. Quizá el problema haya estado en que se ha confundido extender una sanidad pública a todos los ciudadn@s pero no respetando la elección de utilizarla acriterio del propio ciudadano, en todo caso con su actuación, por mucho que ahora al final de la pandemia se hagan oir con reforzar la atención primaria y la sanidad pública, lo que realmente han conseguido es todo lo contrario por su cooperación con el gobierno vasco al inicio de la pandemia donde en ningún momento se oyó su voz para que la abran y refuercen, más bien hicieron todo lo contrario cuantos más sectores de actividad se cerrasen mejor.

Vacunación y mascarillas a menores se puede comentar lo mismo, ¿donde estaba la izquierda estatal y abertzale para oponerse a ella?, ¿intercedió en algún momento con los trabajadores de la enseñanza para que no aplicasen esos protocolos propios de épocas oscuras con falta de libertad ya vividas?.

En definitiva todo el cúmulo de restricciones de derechos y libertades llevados a cabo durante esta pandemia y que la izquierda en ningún momento se ha posicionado en contra, como han sido los confinamientos, las restricciones de movilidad, los cribados junto con la medida de delatar con quien se ha estado, es decir, como vemos, todo muy propio de un sistema en el que la democracia brilla por su ausencia, donde lo que si ha instaurado esta pandemia es el miedo, el recelo y la división en nuestra sociedad, elementos propios de un sistema antidemocrático.

Y afectando a lo que es Euskal Herria nos ha venido recientemente lo del tema de la autonomía del Sahara dentro de Marruecos, donde el Sr. Sánchez a quien apoyan en el gobierno se ha cargado el derecho de autodeterminación de los pueblos. Eso si el postureo con banderitas en el Congreso por parte de la izquierda que no falte, pero la realidad es que tanto EHBildu, ERC y PNV han quedado a la altura del barro, o bien el asunto de las subidas desmesuradas de la inflación por culpa de la luz, gas y petróleo,etc.

¿Cómo hubiese reaccionado la izquierda si eso lo hubiese hecho la derecha?, ¿qué le hace falta hacer al PSOE para que no se le apoye? Se me olvidaba el voto de la izquierda estatal y abertzale es cautivo de que no venga el trifachito y eso Sánchez lo sabe.

En el tema de la guerra Rusia-Ucrania más de lo mismo, ¿no sería de mayor envergadura la oposición al Gobierno si este fuese conservador, ya que con toda probabilidad defendería lo mismo que se está haciendo actualmente? ¿Dónde está el espíritu que hubo contra la guerra de Iraq que no vemos en este momento?

Capítulo aparte es el del PNV que nos ha demostrado algo que ya sabíamos los vascos y, es que los jeltzales que se atribuyen el concepto de soberanía, durante esta pandemia en ningún momento, y teniendo ocasión de hacerlo han sido capaces de serlo, circunstancia que no nos debe sorprender ya que el PNV no cree realmente en la soberanía de un pueblo, lo que realmente cree es en la soberanía de la gestión económica siempre que esté en sus manos y ello les sirva para extender un clientelismo de cierto nivel económico a cambio de voto cautivo. Está claro que el PNV después de más de 40 años y siempre presente en el Parlamento español no tiene verdadera intención en completar el Estatuto ya que las transferencias pendientes les sirve como moneda de cambio para hacer mercantilismo en Madrid a cambio de su apoyo sea tanto el Gobierno del PP como del PSOE, sabiendo perfectamente esos partidos estatales a que juega el PNV y de ahí que en ningún momento se haya plantado, sobre todo cuando el voto de los jeltzales es vital, de forma que su apoyo estableciese como premisa que en la legislatura que se apoya se tiene que cumplir el 100% del Estatuto y no las dádivas que recibe a cambio que siempre son más de índole mercantil que ideológico. En esta legislatura EHBildu ha querido jugar al papel del PNV equivocándose de medio a medio ya que como siempre se dice es mejor el original que la fotocopia.

Y con todo lo que he dicho, por si no se ha entendido, no estoy posicionándome a favor de los conservadores que lo hubiesen hecho igual o peor, y menos de la ultraderecha, es más pienso que por hacerlo mal la izquierda se le está dejando el campo libre a la demagogia de la ultraderecha.

El problema está en que la política actual ha dado todo lo que tenía que dar y se necesita una transformación de gran escala donde no se haga de ella un medio de vida y donde se empiecen a potenciar más los batzarres y plataformas ciudadanas, donde empecemos a plantear una UE totalmente diferente, a nivel geoestratégico sin la hipoteca con EEUU y la OTAN que deviene de la segunda guerra mundial, con personalidad propia de manera que la unión fuese de los pueblos que son los depositarios de culturas milenarias y no de estados virtuales creados en los últimos 3 siglos, y por supuesto una unión política en toda regla huyendo de la unión mercantilista donde el manejo es del globalismo neoliberal mediante las multinacionales, como hemos podido comprobar durante esta pandemia con las farmacéuticas.

En definitiva esta pandemia además de dejar el virus neuronal del miedo con los problemas psicológicos que ello ha conllevado, ha dejado también el virus de la inacción en la izquierda ya que con el supuesto bien común ha comprado el discurso del globalismo neoliberal, siendo necesario superar el estereotipo propio de las dicotomías izquierda y derecha y pasar a que sea el pueblo el que se empodere y gestione su propio futuro.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
7 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
Isabel
Isabel
1 mes

Señor Jon Ander son los mismos perros pero con distinto collar .
Como suele decirse y deseo que se cumpla con perdón de la expresión “A todo cerdo le llega su San Martín”
Sin prisa pero sin pausa ,
Muchas gracias

“NI PERDONO ,NI OLVIDO”

Última edición 1 mes por Isabel
Peter
Peter
1 mes

No hay izquierda ni derecha, hay una agenda de despoblación por parte de las élites.
Eliminar la clase media y subyugar y sodomizar a todo lo que sobreviva.
Se llama agenda 2030, en todos los estamentos públicos está vestida de ecologismo y buenísimo. El fondo es la esclavitud moderna y los que autodenominados izquierdas o derechas son los tontos útiles para su puesta en marcha.
Cuando dejen de hacer falta para esta esclavitud serán arrojados a los leones.
El demonio no es un buen compañero de cama.

Aitor Hernandez
Aitor Hernandez
1 mes

Amigo mio, esto ya no va de izquierdas y derechas o de vasquista y españolistas. Esto va de agenda globalista y antiagenda globalista.
Y en España, parlamentos autonomicos incluidos, son proagenda globalista. Y en la UE tres cuartas partes de lo mismo.
De aqui que en los ultimos años hayamos visto coincider en tantos temas a peperos y batasunos.
Es preciso hacerse a la idea de que en esta texitura tu aliado de ayer puede ser tu enemigo hoy, viceversa.

Covadonga
Covadonga
1 mes

Sí, muy acertados los comentarios. No insistan ,el enemigo ya no es España contra Vasconia, ni rojos contra fascistas. ¡Ay !, eso sirvió para separarnos mucho tiempo, mientras el verdadero enemigo, el Leviatan tiranosaurio, es decir, los dos mil treinta, los Klaus Schwab, los Black Rock, los Vanguard, los Pfizer, los verdaderos Señores de las Moscas planeaban su festín engulléndonos a todos sin hacer distinciones entre vascos ,catalanes o alcarreños. Y nosotros entretenidos con que si sois galgos o vosotros podencos. Esto se llama agenda 2030 y como no luchemos TODOS JUNTOS contra ellos nos vamos a enterar.

Dr.fin
Dr.fin
1 mes

¡Qué alegría leer a tanto d-Despierto!

Estamos viviendo un experimento…

El sistema está adaptándose a su derrumbe económico. La Política, intenta revendernos las burras que les venden unos supuestos genios desde lejanos foros…

La misma Sombra Negra que se Observa en el Tiempo, aquí y allá; el marketing muy cuidao eso sí… pero son los mismos de siempre.

La historia y el Ser Humano, el Ser Humano y la historia…

¡Menudo despropósito!… y no será porque no resulte Sencillo.

Todo es un experimento, pruebas, Observar hasta dónde Somos capaces de soportar; a partir de ese límite… comienzan a Construir su siguiente Pirámide. Cuando Nos demos cuenta, la trampa ya se habrá cerrado…

(Fin.)

Varias ollas a diferentes temperaturas… tiempos de cocción, distintas técnicas; allí, abusa y sin argumentos… a ver qué sucede.

Hasta ahora los gobernantes no han tenido cojones para decir la Verdad… muchos ni se enteran; engañados, interesados o desbordados… no sirven para su puesto. Un líder debe Ser el Primero en defender a su Pueblo; estos son como el capitán del Costa Concordia, marineritos de agua dulce…

Karlo
Karlo
1 mes

“Izquierda”: para los que miden éticas, ideologías y políticas sobre la base de la posición de los sillones en el escenario de la votocracia, o partidocracia, o régimen parlamentario ($i$stémico) de las oligarquías billonarias dominantes.

Dr.fin
Dr.fin
1 mes
Respuesta a  Karlo

Sí señor… a ver si aprendemos esta definición que das, acertadísima.

Serviría de vacuna contra la Ignorancia y terminaría con el sistema en poco tiempo…

error: Content is protected !!
9
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x